Lo que debes y no debes hacer en un coworking

Lo que debes y no debes hacer en un coworking

Con estos consejos podrás aprovechar al máximo los beneficios que te brindan los espacios de trabajo compartido.

Un coworking, también conocido como un espacio de trabajo compartido, es un lugar que ofrece en sus instalaciones, un diseño innovador que permite a sus usuarios trabajar con la mayor comodidad, además de fomentar el ambiente colaborativo entre sus usuarios.
Sin embargo, existen cosas que es recomendable hacer y otras no tanto. A continuación, te enlistamos un par que te ayudarán a mejorar tu experiencia en estos espacios.

Lo que debes hacer:
Aprovechar los espacios
Un buen coworking debe contar con instalaciones que ofrezcan a sus usuarios la confortabilidad para trabajar, pero también puedes sacarles provecho para impresionar a tus clientes. Citarlos en oficinas bien establecidas, en una sala de juntas con todos los elementos necesarios, da la impresión de mayor profesionalidad.

Participar en las actividades que se organizan
Es importante que tu coworking ofrezca pláticas, cursos, talleres, etc. Participar en estas actividades no sólo será beneficioso para tu desarrollo profesional, sino que además te permitirá entablar lazos de convivencia con los demás usuarios de tu coworking, lo cual puede ser sumamente benéfico al momento de generar colaboraciones.

Ser accesible al colaborar con otros usuarios
Siempre debes mostrarte accesible si algún miembro de tu coworking te solicita alguna colaboración. Es posible que para que tú mismo crezcas como profesional, requieras de la participación de tus contrapartes en diversas áreas. Por ejemplo, si eres un profesional del Derecho, puedes requerir que algún desarrollador web te ayude a crear tu propia página.

Muéstrate dispuesto a hacer colaboraciones y sociedades para que así los demás miembros de tu coworking estén dispuestos a colaborar contigo.

Usar el espacio con regularidad
Otro aspecto fundamental de trabajar en un coworking es la flexibilidad de horarios. Si bien esto te brinda la opción de gestionar tus tiempos, es importante que adquieras la disciplina de usar el espacio con regularidad, lo cual te dará mayor rendimiento al reducir las distracciones de trabajar en una cafetería o en tu casa.

Además, ser regular te permitirá entablar relaciones laborales con aquellos usuarios que de la misma manera que tú, asisten regularmente al coworking.

Lo que no debes hacer
La mala gestión del tiempo
Retomando el último ‘lo que debes hacer’, debemos ver la contraparte. Si no aprovechas la flexibilidad de horarios de tu coworking, puede que termines trabajando días enteros con una fuerte carga de estrés. El punto de la flexibilidad de horarios no es que pases todo el día en la oficina, si no que puedas llegar e irte de ella en los horarios que más te convengan, así que debes organizarte y ser constante para que logres un buen trabajo y en buen tiempo.

Aislarte de tu entorno
Si bien habrá ocasiones en que requieras un espacio a solas para concentrarte, no debes aislarte permanentemente. Uno de los grandes beneficios de los coworking es la afluencia de ideas que se genera entre usuarios y excluirte de esa posibilidad es un gran error.

Usar sólo un área de trabajo
Un buen coworking debe ofrecerte una diversidad de posibilidades en cuanto a áreas de trabajo, esa es una de las ventajas a diferencia de una oficina convencional. El punto de cambiar constantemente de área dentro del mismo coworking es que no caigas en la rutina de llegar al mismo lugar todos los días y qué puedas aprovechar al máximo todos los espacios.

Ser el ‘usuario molesto’
En un espacio de coworking, es muy importante que en seas sumamente respetuoso del trabajo de los que te rodean. No seas el que hace llamadas a alto volumen mientras los demás intentan concentrarse o el que no respeta las herramientas de trabajo de los demás.

Debes entender que así como tú, todos los usuarios intentan realizar su trabajo lo mejor posible, por lo que es preferible que te alejes para contestar tus llamadas o, si es el caso, utilices los lugares especializados para ello; o si tienes alguna duda o problema técnico, es mejor que pidas la ayuda del equipo encargado del coworking y no de otro usuario, en fin, debes intentar minimizar las posibles distracciones.

Fuente

admin
admin